El Destino


Cuando pienso en el destino o porvenir, puedo arañar de alguna manera el futuro, pero la mayoría de las veces ese Futuro está condicionado por nuestro Pasado y no porque sea un capricho del destino, sino porque no tenemos la suficiente fuerza de voluntad para revertir nuestro Presente.
La mayoría de las veces aceptamos nuestro destino con mansedumbre o a lo mejor hasta nos resignamos a él, pero sea como sea este llega de improviso y por sorpresa ya que el tiempo es como agua entre los dedos.
Pero confundimos "Destino" con "Voluntad de Dios" y eso trae confusión por culpa de esas personas que siendo cristianos han confundido la verdadera esencia de la voluntad de Dios y que le echan la culpa de todo a Dios, hasta de las malas decisiones que toman, de su flojera para trabajar o el orgullo para cambiar las cosas, de su condición de perdedores, de su falta de iniciativa, de esa eterna espera en que Dios cambiará las cosas para brindarles una mejor vida social, sentimental, económica y hasta moral.

La idea de Destino es completamente contraria a la doctrina cristiana, ya que ciertamente estamos PREDESTINADOS desde antes de la fundación del mundo para alcanzar la salvación y tenemos un Libre albedrío que si usamos bien podemos llevar una vida plena llena de buenas decisiones, lo único que podría truncar esta carrera sería la enfermedad y la muerte.
El hombre está obligado por su información genética a quemar esas etapas de todo ser vivo, Nacer, crecer, reproducir y morir...y mientras caminamos estas etapas, debemos no solo preocuparnos de la parte física, sino también de la parte espiritual, sino seremos personas vacías con un agujero inmenso muy difícil de llenar, esta es la llamada SED DEL HOMBRE y para eso sirve el AGUA VIVA.

No confundamos Destino con Predestinación o Voluntad de Dios, son cosas muy diferentes y no aceptemos nuestro presente si es oscuro, triste o negativo... el futuro se puede cambiar pero solo hace falta tener ganas de cambiarlo pero a base de bien, con la verdad por delante, sabiendo primeramente quiénes somos y lo que queremos lograr y para eso se necesita una introspección, osea un autoanálisis y luego reaccionar.
Creo que una vez lo escribí por ahí, una excesiva humildad puede truncar la voluntad de Dios, a lo mejor EL quiere bendecirte y abrirte puertas, pero eres tú el que no se atreve a traspasarlas por que crees que auto-humillandote eres mejor cristiano...

El Destino no existe como tal, lo forjamos nosotros mismos cada día y con cada decisión.

3 Comentaron:

turkita dijo...

dicen que todo esta escrito es de ahi que parte la creencia en el destino, al igual que tu creo que es depende de uno lo que se le viene en un futuro, cada uno elige la vida que quiere tener. no creo que haya nada mas que decir es cierto es asi y listo echarle la culpa a Dios por tus desgracias es de cobardes de no saber afrontar las decisiones que se te presentan.

saludos jona ya puej las fotos!!

LESLIE dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
LESLIE dijo...

MAKTUB dicen los musulmanes; "estaba escrito".
Es siempre "bueno" para los perdedores echarle la culpa de td lo q les pasa al destino, es mas facil y comodo. Pero si bn, como tu dices tenemos el libre albedrio, concuerdo contigo td depende de como sepamos usarlo, no somo titeres manejados por un destino q nos subrraya como "ganadores" o "perdedores" nosotros lo forjamos, nuestro Dios es tan poderoso! q td lo sabe el sabe si la decision q tomaremos sera buena o mala, EL ya a ido y venido 100 veces como vulgarmente se dice, antes de q nosotros demos el 1er paso, pero nuestras acciones son puramente nuestras, asi q respondamos por ellas con dignidad, valor y honestidad y djmos de echarle la culpa al destino, por q este lo escribimos nosotros.