La Televisión 2


Sigo con el tema de la TV, cosas que se me quedaron en el tintero…lo que me animó a escribir el anterior post fue después de ver un reportaje sobre la manipulación social que ejercen medios masivos como la TV sobre la población llegando a cambiar las opiniones de acuerdo con la forma en que vendan la noticia.

Es indudable que una de las señales de cómo piensa y siente un pueblo se encuentra en los programas de televisión que consume. Lo digo por que gracias a Internet se puede acceder a Canales internacionales y ver la programación On-line en vivo y directo de casi todos los países del mundo, y con simplemente ejercer ese nuevo deporte casero llamado “Zapping” se puede ver uno de los últimos éxitos de la TV en Estados Unidos que es la serie sobre John Adams.

Para el que no sepa quien era este personaje, es talvez menos importante que Washington o Jefferson pero uno de los padres fundadores muy importantes que jugaron un papel esencial en la independencia, la configuración del sistema político y el despegue de EEUU.

Adams encarnaba mucho más que otros personajes la herencia de los puritanos sin la que EEUU es incomprensible. La serie no oculta que Adams creía profundamente en Dios y además compartía la opinión bíblica que considera al ser humano una especie caída. Por añadidura, subraya cómo esa visión del ser humano sirvió para sentar los cimientos de la primera democracia contemporánea. Convencidos de que el ser humano tiende al mal, los Padres fundadores se empeñaron en mantener inalterable la división de poderes configurándolos como una serie de “frenos y contrapesos” que impidieran su acumulación y, con ella, el paso hacia la tiranía. Al mismo tiempo estaban convencidos de que los derechos del hombre arrancaban de un origen sobrenatural, de un Creador, y que, precisamente por ello, eran “autoevidentes” y no derivaban de la ocurrencia del último iluminado de turno. Esas dos circunstancias unidas a un respeto extraordinario por la ley han proporcionado una enorme solidez a los EEUU, que es una de las poquísimas naciones que no ha sufrido el azote del socialismo ni del fascismo. Por si fuera poco, la serie muestra cómo Adams estuvo casado con una mujer extraordinaria llamada Abigail que era lo menos políticamente correcto que imaginarse pueda. Le apoyó en todo momento a pesar de los numerosos períodos de separación que experimentaron, lo mismo abonaba la tierra que limpiaba los cristales o que enseñaba a un hijo latín, le dio 4 vástagos y siempre confió que el matrimonio puede sobrellevar cualquier obstáculo si, bajo Dios, los dos cónyuges van en la misma dirección en lugar de competir o encarnar la última estupidez que ha salido de la cabecita hueca de alguna miembra. El resultado fue extraordinario en el caso de Adams (padre de John Quince Adams) y los beneficios para su nación fueron gigantescos.

No deja de ser significativo que John Adams se haya convertido para los Norteamericanos nuevamente en un símbolo de todo lo bueno y noble que puede dar una cultura: la fe en el Dios de la Biblia, la obediencia a Sus enseñanzas, el amor a la patria, el trabajo duro, el espíritu de sacrificio, la familia sólida y distanciada de las dañinas visiones “progres”y liberales…Entre esa cosmovisión y la que vemos aquí en Europa en las televisiones hay un abismo.

Sí, un abismo similar al que según el evangelio, separa a los malditos del infierno de los Bienaventurados que estaban en el seno de Abraham.

2 Comentaron:

LESLIE dijo...

Feliz dia de la independencia de nuestro Pais.... aunq ahora parece q volvimos al tiempo de la opresion. tengo una fotito en mi blog

Mr. J dijo...

ya paso no??? no es acaso el 4 de julio??...aunque a Evo le pese.