Nunca fué facil ser Cristiano

Es algo típico de todo estado totalitario, (como el de Evo Morales, Chávez, Castro, etc), querer acallar las voces contrarias o disonantes pues todo fanatismo no soporta ser contrastado con la verdad. En la historia del hombre siempre se han querido imponer las opiniones por la vía de la fuerza, pero parece que en pleno siglo XXI es el consenso y el diálogo el que conduce a los hombres por caminos de paz. Pero cuando recibimos el escalofriante dato de que más de TRECIENTOS CINCUENTA MILLONES de cristianos sufren persecución en el mundo por causa de su fe, parece que los criterios anteriormente descritos se desploman.
¿A quién le puede estorbar Jesucristo?...sin duda a aquellos que desde un radicalismo absoluto no aceptan que Dios es amor y amor es Dios…y que en el amor, el hombre, encuentra su felicidad y realización personal. No olvidemos que dar la espalda al amor es destruir al ser humano, y pretender apartar de la sociedad o de la conciencia a Aquél que pide que nos amemos los unos a los otros, supone un grave riesgo para la humanidad. La iglesia a pesar de los grandísimos errores, atrocidades, mentiras y engaños en masa, aún así a lo largo de 2000 años a sido el guía hacia la luz para los hombres y han llevado a este a redescubrir su dignidad e importancia. Nunca ha sido fácil ser cristiano, ya lo advirtió Jesús, brutalmente perseguido, agredido e incomprendido por los hombres de su tiempo. Lastimosamente en esto también estamos divididos, por que existen muchas formas de practicar el cristianismo y cuando sepamos cuál de ellas es la correcta entonces veremos, conoceremos y nos convertiremos en los verdaderos adoradores, los que adoran en Espíritu y en VERDAD.