Hasta la Coronilla de tanto Crucifijo


Hoy me enojé en la reunión de padres del curso de mi hija,... me explico:

Mi hija está en un colegio en el cual la Directora es Católica devota fanática y por supuesto quiere imponer en las aulas esa religión que no compartimos los demás padres porque entre nosotros hay una pluralidad de creencias.

Estoy muy de acuerdo con la frase de uno de los personajes de la serie de televisión La Ley y El Orden (Law & Order): “respeto cualquier cosa que ayude a una persona a pasar la noche”, refiriéndose a las creencias religiosas y a la abismal soledad del ser humano.

Pero me enfrentaré, (esto lo digo yo), siempre por la vía pacífica a cualquiera que, por la mañana y recobrado ya de sus visiones nocturnas, considere necesario imponerme su creencia.

Osea que, mi respeto hacia las religiones se limita estrictamente a quienes la practican en la intimidad y sin molestar al resto.

Mi respeto no abarca a quienes se creen investidos por la superioridad moral necesaria para juzgar y castigar a los otros, y además por el mandato Divino que insta a fumigar a los que ellos consideran marchitados. Con decir que tengo mucho mas respeto por Darwin, que por los charlatanes que forman el Nudo Gordiano jerárquico de cualquier religión.

Insisto, CUALQUIER RELIGIÓN.

He descubierto que la SALVACION con mayúsculas, fue el descubrimiento de los antibióticos y de la anestesia. Lo de las “células madre” me parece mucho más impresionante que los panes y los peces, pero si ha alguien le ayuda todo esto a pasar una mala noche, entonces por mi, perfecto.

Pago mis impuestos, mis facturas, ayudo a los pobres, realizo trabajos gratuítos para la comunidad, mantengo a mi familia, no maltrato a mi mujer, no soy un borracho ni un drogadicto, no me prostituyo, no robo, no mato, soy amigo de mis amigos y defensor y protector con mi familia. Y no quiero que mis ingresos o mi esfuerzo vaya a parar a impostores que tienen la obligación de enseñar, de educar.

Y me pregunto:

Qué clase de educación seria y formal, es aquella que usan a niños en edad de creer en papa Noel, en Superman y le dicen que un Señor de hace dos mil años murió crucificado tras sufrir horrendas torturas y humillaciones para salvarnos de nuestro pecado original , con manzanas de por medio y costillas desobedientes (la escusa y la razón perfecta de los capataces del rebaño), es una forma de culpabilizar al niño y ese también es el mensaje del crucifijo, las prisiones mentales de la culpa.

Ningún símbolo es inocente. Ni Cristos, ni vírgenes, ni espadas, ni fotos del Presidente, ni escudos o banderas en las Aulas.

Lo que hace falta es paredes límpias, pizarras, computadoras de este siglo con internet, fomentar la lectura y el amor por los libros, pupitres decentes, bibliotecas virtuales, etc. Lo digo por los colegios cristianos, los demás como si enseñan a adorar a una cartera de Gucci o una camisa Yves Saint Laurent, la verdad no me importa.

Personas como yo, ya estamos cansados de tanto fundamentalismo cristiano al estilo americano con su poder mediático y económico, sus Mega Iglesias, con miles de asistentes, con sus departamentos de Marketing, sus festivales, sus sobornos y sus intrigas politizadas. Sus millones de dólares que se gastan en sus espectáculos televisivos, que incluso Juan Pablo II incorporó a su propio negociado y que su sucesor tan prolijamente sigue.

Solo falta que gracias a los descubrimientos y adelantos de la ciencia, estos telepredicadores de masas comiencen a incorporar en sus mensajes que:

“Dios ya sabía que había una especie de mono mas inteligente que los otros y que era su voluntad que así sea.”

Dejen de decir barbaridades que suenan a mito y decidámonos de una vez a enseñar en los colegios, lo que hasta ahora la ciencia ha probado, demostrado y nada más. Dejemos la religión y las creencias para la intimidad y para los reducidos círculos sociales de sus creyentes. Nosotros los pobres pecadores ya pagamos un alto precio por tener Libre albedrío y no olvidemos que dentro del paquete frutal del árbol prohibido también venía la Ciencia.

“La ignorancia de la naturaleza creó dioses”

2 Comentaron:

LESLIE dijo...

Cada cual q crea en lo q su corazon le diga, pero no pueden imponer a nadie, y mucho menos a los niños, sin el consentimiento de sus padres, tales creencias.
en nuestro pais hay distintos colegios; tanto catolicos como cristianos, los padres pueden escoger.... aqui no se enseña ninguna religion en los colegios, a no ser q metas a tu hijo a un colegio privado catolico, sino no enseñan religion, y me parece mjr. aqui tb hay una diversidad de creencias; hindus, catolicos, cristianos, musulmanes, judios, etc. Lo q si ... el gringo es bn patriota, tiene la bandera en cada aula y tds las mananas se canta el himno nacional y se hace el juramento a la bandera oido en cada aula por los parlantes de las mismas.
Bueno espero no se djn intimidar x la directora de la escuela de tu niña

Mr. J dijo...

No Leslie, eso intentamos que esta Directora no imponga su religión...menos mal que somos mayoría pero al parecer el que más se expresó en la reunión fuí yo...y no quiero que eso perjudique a mi niña...pero ante cosas así no me puedo aguantar....malo o bueno pero soy así...jejeje. Un saludo.