El Talento: ¿se nace o se aprende?

Uno de los personajes del mundo científico que más respeto y que más he leído es a Eduardo Punset que tiene un blog de divulgación científica, ha escrito un libro muy esclarecedor según mi forma de ver las cosas, llamado "Porqué Somos como Somos", además escribe, aporta y comenta en varias revistas mundiales. Debatíamos el fin de semana frente a un par de Gin Tonic en una terraza de Madrid con un amigo sobre El Talento, ese tipo de temas que no llevan a ninguna parte pero que amenizan nuestras veladas, las enriquecen y muchas veces sacan algo en limpio.

La pregunta era: ¿Se nace con Talento? o ¿se puede aprender a tener Talento?

Segun Eduardo Punset la ciencia se ha acercado tanto a nuestra cultura popular para ofrecer respuestas que antes debíamos buscar en la Religión o en los Brujos. Y la búsqueda del Talento y la Creatividad es una de ellas.
La Capacidad Metafórica es el primer requisito del talento en todos los campos donde se quiere sobresalir siendo creativo.
El segundo requisito del Talento sería tener funcionando en perfecto estado los llamados Inhibidores Latentes, las personas a quienes les funcionan adecuadamente pueden leer un libro en un tren lleno de gente sin distraerse y gracias a los Inhibidores Latentes lograr un estado de concentración espectacular, incluso estos inhibidores actúan en el grado de felicidad de cada persona.
El Talento parecía ser fruto de la Razón y el Coeficiente Intelectual, pero es Falso; El Talento depende de la Intuición y el Esfuerzo...prueba de ello es que el mejor jugador de baloncesto es el que más a dedicado horas a entrenarse, o un Bill Gates encerrado meses enteros programando computadoras, o un escritor antes de escribir una gran obra a escrito muchísimas no tan buenas, o un inventor y científico realizando miles de veces un experimento hasta dar con la solución que cambia al mundo entero, de estos ejemplos está plagado la historia del ser humano.

"SIN DEDICACIÓN NO HAY TALENTO QUE VALGA"