Mi Entrevista con Obama


Puedo asegurar que duró solo 5 segundos porque al ir a saludarle con un apretón de manos tropecé con la alfombra... y la punta de la mesa se enganchó a mis pantalones que se rompieron por completo liberando a "mi mascota" que cariñosamente le llamo Ana (de ANAconda).
Creo que Obama no podrá dormir bien en toda la semana porque la sombra de ANA infectará sus sueños. Podrá ser el jefe de una superpotencia mundial, pero jamás podrá tener algo tan grande como mi ANA.
Dulces sueños querido Obama, ahora sé que tengo algo que jamás podrás tener.

2 Comentaron:

Jackeline dijo...

Hola
Te saluda Jackie, estuve visitando tu blog está super entretenido y ameno Me gustó mucho. Espero siga adelante.
Te quiero contar que cuento con un directorio, y estaría encantada de añadir tu sitio.
Esperando tu respuesta en jackelinesilvajauregui@hotmail.com y desearte exito con tu blog, que seguramente la tendrás.
Un saludo y un beso.

Mr. J dijo...

gracias Jackeline es un placer que me quieras agregar a tu sitio, estaré encantado de hacer lo mismo con el tuyo, un saludo...