Montesquieu

- Corriendo tras el placer no se alcanza otra cosa que el dolor -