Sir Isaac Newton nació un día como hoy

La Manzana de la Discordia

Por Jonatán Guibert

Desde hace varios siglos la religión viene estropeando la reconciliación con nuestra humanidad, aún en este siglo 21 donde la tecnología es una fuerza imparable que se supera cada día a si misma y que acorta las distancias, que conecta al mundo con el mundo, donde la ciencia a dejado como una gran mentirosa a la tradición y a los mitos que creíamos reales. Aún hoy todavía existen continentes enteros que se han detenido en su evolución social y que se mantienen fieles a pensamientos obsoletos, que se aferran a esas mentiritas piadosas que han consolidado a la religión como la droga alucinógena de los siglos anteriores. No digo que la presencia Divina sea obsoleta, pero sí las ideas que rodean a su doctrina. Mientras ha habido un solo Dios, se ha matado, violado y engañado en su nombre. Ciertos hombres han generado en las sociedades ignorantes del mundo, ideas de culpabilidad para mantenerse en el poder y una vez que ese poder se ha visto amenazado, se ha escondido en las sombras y se ha hecho mas poderoso y peligroso. Todos somos ignorantes y amamos la ignorancia tanto como odiamos toda forma de verdad aunque nos cueste aceptarlo, a pesar que a veces logramos entrever entre las cortinas del poder, un brillo de realidad, pero esta realidad es tan dura y desprovista de sentimientos que no la creemos, preferimos aferrarnos a la otra realidad que conocemos y que hemos heredado, por que nos sentimos seguros en esa rutina de ciegos. Para el poder es mejor tener esclavos con sentimientos de culpabilidad he ignorantes, millones de humildes-humillados, atrapados en sus cárceles mentales de culpa, ignorando la verdad que los puede liberar, superviviendo controlados y divididos.

El Siglo de las Luces junto al movimiento de la Ilustración, mató la idea de que la enfermedad era un castigo divino por el pecado. La salud pasó a ser un bien, e incluso, un derecho.

Discusiones sobre La Teoría de la Gravedad de Newton, estuvieron a punto de costarle la vida, ya que sus principios científicos, que probaban hechos, chocaban de frente con las enseñanzas mágicas y místicas que usaba la Iglesia Católica para manipular.

La fe es relativa, y los descubrimientos científicos de esa época no dejaban nada a la fe, simplemente probaban sin sombra de duda algo palpable y verificable, quitandole una cuota de poder importante a la iglesia y dejando en entredicho sus afirmaciones para analfabetos.

Gracias a eso, la Iglesia Católica convierte a la Manzana, (que cayó en la cabeza de Newton y que inspiró la teoría de la gravedad), en el fruto prohibido o a lo mejor fue al revés que Newton usó la manzana con toda esa carga simbólica que representa, para burlarse de la engañosa tradición católica.

La risa y el buen humor también fue un sacrilegio en estos siglos de oscuridad, si alguien reía demasiado podía ser acusado de brujería o de estar poseído por el demonio. Aún hoy la risa no es bien vista por esos altos cargos de las iglesias que con mirada severa gobiernan el rebaño de ovejas. Pero, ¿que es lo alarmante de la risa?...la risa mata el miedo y sin miedo no puede haber fe, por que sin miedo al diablo ya no hay necesidad de religión.

La risa sigue y seguirá siendo la diversión del hombre sencillo.

Lo que toda persona libre puede y debe hacer, aunque parezca simple, es solamente decidir entre:

Creer o Saber.