La No-Violencia del Amor


Los sabios y los hombres de paz siempre recomendaron la No-Violencia para poder contrarrestar y erradicar por completo la naturaleza primaria del ser Humano. La práctica de la No-Violencia desarrolla el amor por todos los seres del universo y el hombre alcanza la paz no dañando a las criaturas que le rodean, aunque si llevamos esta practica al extremo veremos que la No-Violencia que practiquemos debe tener ciertas limitaciones, La No-violencia absoluta no existe y es imposible pues para practicarla deberíamos evitar matar a incontables criaturas al caminar, al sentarnos, al comer, al respirar al dormir y al beber, la vida sería imposible porque debemos destruir vida para poder vivir nosotros.
Es por eso que debemos llevar la práctica de la No-Violencia a un nivel mas práctico, por ejemplo: mostrar desprecio hacia otra persona, tener antipatía hacia alguien, mostrarse agresivo con los demás, odiar a cualquier persona, abusar de alguien, hablar mal de otros, murmurar, difamar o guardar pensamientos de odio. A todo lo antes descrito se le suele llamar VIOLENCIA SUTIL.
Cualquier palabra desagradable implica violencia. Herir los pensamientos de los demás por medio de gestos, expresiones, el tono de la voz y palabras duras también es violencia. Menospreciar o mostrar una descortesía deliberada hacia una persona o ante los demás provoca un daño irreparable. Negarse a ayudar a la persona que sufre es una manera de dañar.
Haciendo daño a otros, solo te dañas a ti mismo. Ama a todos, Sirve a todos, No odies a nadie en pensamiento palabra y obra.
El Odio se derrite en presencia del amor y a medida que practicas más y más el amor, el odio es reemplazado por el amor.
El poder del Amor es mayor que el poder del Intelecto, porque es fácil desarrollar el intelecto, pero es difícil desarrollar el corazón. Quién practica el Amor desarrolla su fuerza de voluntad.
TODO LO QUE NECESITAS ES...AMOR.