Una Mujer se queda embarazada despues de ver una porno en 3D

Esta historia es tan fantástica y a la vez tan real que merece leerla.

Erick Johnson, militar estadounidense destinado en Irak, volvió a su casa después de un buen tiempo en el frente de batalla. Cuando llegó a casa, deseoso de abrazar a su mujer, se encontró con una sorpresa: era padre de un hermoso y robusto bebe.
A Erick no le salían las cuentas, pero lo dejó pasar. Al fin y al cabo su mujer siempre le había sido fiel y él la amaba.
Sin embargo había algo más que no cuadraba: el niño es negro como el pecado; y tanto Erick como Jennifer son más blancos que el trasero de una monja.

No faltará la persona mal pensada y cizañera que piense con crueldad que en esta historia hay 3 protagonistas: Un marido en el frente, una esposa desatendida y un invisible aprovechado, que se pasa por ahí para visitar y consolar a la pobre señora Johnson tan sola y abandonada.

Sin embargo Jennifer jura de panza en el suelo, que siempre ha sido casta, pura y fiel.
El hecho de que haya tenido un hijo se debió a que un día se puso a ver, inocente de ella, una película porno en 3D sin protección.
Y que el actor de la porno era un afroamericano bien dotado y tan real que Jennifer a 2 metros del televisor sintió cosquillitas, ahí, donde no llega la luz del sol y hay alegría.

Hasta aquí esta historia ya es surrealista, pero lo que rebasa lo fantástico es que el CORNUDO del marido va y se lo cree. Y no solo eso, además defiende la historia de su esposa con la siguiente frase: “las películas en 3D son tan reales que con esta tecnología tan moderna todo es posible”.
Dicho esto, supongo que Erick no pertenece a la sección de Inteligencia del ejército norteamericano.

Jennifer admite que su matrimonio podría estar en problemas. “Aunque mi marido creyó en mí, mi matrimonio podría estar en riesgo. Pero él sabe que yo soy fiel “, dijo.

Y ahora me pregunto:
¿Que nombre le pondrán al niño?... ¿ JESUS ?