La NASA confirma que el Jabulani es IMPREDECIBLE

Tras las duras críticas que está recibiendo el balón oficial de este mundial, la NASA ha decidido poner parte de la tecnología que tiene a su alcance para comprobar científicamente si los jugadores, y sobre todo los porteros, critican al Jabulani con fundamento. Y la respuesta no ha podido ser más contundente:
El Jabulani es errático e impredecible.
La prueba la han realizado con la ayuda de un jugador profesional americano y con expertos aerodinámicos de la agencia aeroespacial.

La conclusión es que a una velocidad superior a 72 km/h el Jabulani se vuelve loco.

El poco peso del balón, unos 440 gramos, hacen que al ser golpeado con violencia el esférico experimente un denominado efecto nudillo que hace que su dirección varíe de forma totalmente aleatoria durante su vuelo.
Un efecto que además se ve potenciado por la ubicación de las ciudades sudafricanas en las que se juegan los partidos ya que todas se encuentran por encima de los 1.000 metros sobre el nivel del mar.