Pruebas de que Dios existe


La pregunta a la que llega este joven después de enredarse en conceptos de eternidad e infinito, es la siguiente: ¿Cómo pudo Dios haber creado cualquier cosa? y a continuación el joven intenta responder esa pregunta mediante un análisis teológico de las características de Dios. ¡¡¡CRASO ERROR!!! (en mi opinión) La Teología cristiana nada dice de la realidad de Dios, pues a Dios nadie le ha visto, por lo tanto la Teología son simples suposiciones humanas de lo que el hombre cree que es Dios tomando como base verdadera la biblia... de la cuál sabemos que no es un libro escrito por Dios, tal vez es por eso que nos apuramos a decir convenientemente que la biblia está solamente inspirada por Dios. Después de ver este vídeo empiezo a darle crédito a la frase latina de San Anselmo cuando dijo: "Fides quaerens intellectum" (La FE busca comprender), la Teología tarde o temprano necesitará comprender y cuando lo intenta, no encuentra nada sólido, solo bucles doctrinales, todo es tan platónico, ¿no creen? Alguien debería preguntarle a ese chico ¿Cómo sabes que eres hijo de Dios?, seguramente responderá: "por que SIENTO a Dios en mi" y seguramente no miente, porque de verdad le han enseñado a sentirlo... y él, desarmado de toda objetividad, creerá durante toda su vida que es así y odiará a todo aquél que diga lo contrario o amenace esta creencia. La pregunta que me asalta a continuación basada en el título del vídeo es: ¿De verdad queremos saber si Dios existe?, si lo supiéramos sin sombra de duda sería el fin de las grandes religiones del mundo incluído el Cristianismo. A la mayoría no le interesa saber con total seguridad la existencia de Dios, porque la carne y el diablo son atenuantes poderosos para socapar y esconder la maldad humana, no se dá gritos de júbilo por el santo sino por el pecador arrepentido al que ese Dios a perdonado y restituído, cuando sabemos en lo más hondo que esa milagrosa restitución solo se trata de un simple cambio de actitud. Me parece aún más sospechosa en un cristiano la búsqueda de pruebas, aunque me alegra que se quiera comer esa fruta prohibida y abandonar el paraíso que no es otra cosa que una jaula grande y bonita, donde sirven la comida a la hora y la gente se reúne a cantar alrededor de la hoguera canciones sentimentales y dar rienda suelta a los sentimientos con los ojos cerrados y las manos en alto. Repito, todo es tan platónico, ¿no creen?